Dragon Ball Xenoverse 2: ¿Qué esperar?

Dragon Ball Xenoverse 2

Dragon Ball Xenoverse 2 está a la vuelta de la esquina y en Farenland analizamos qué esperar del nuevo título de Bandai Namco y DIMPS. ¿Vale la pena?

Dragon Ball Xenoverse: 2

Después de aproximadamente un año, mañana sale a la luz Dragon Ball Xenoverse 2, donde tendremos la oportunidad de crear un nuevo personaje y viajar en el tiempo para asegurarnos de que ningún mal distorsiona las líneas temporales y modifica la historia de Dragon Ball. A día de hoy ya se ha jugado la beta abierta del juego y ya se han desvelado las mecánicas, movimientos y elenco del mismo, por lo que podemos dar una previa de lo que hay que esperar de este videojuego.

El elenco de personajes

Dragon Ball Xenoverse: 2 nos presenta un total de 87 personajes. Consideramos que la cantidad

Black_goku

Black Goku aparecerá en Dragon Ball Xenoverse 2, pero con los mismos combos que Goku

de personajes es adecuada, pero hay ciertos nombres que se echan en falta. Para nosotros lo más destacado es la ausencia de la segunda forma de Cell y las diferentes formas de Freezer.

 

Este año han incluido Dragon Ball Super al juego, de modo que por primera vez Black Goku será jugable en un videojuego de la saga. Eso sí; solo estará disponible para aquellos que hayan comprado el juego. Sabemos de él lo que hemos podido ver en vídeos y no nos ha gustado demasiado. Los combos de Black Goku parecen ser clonados directamente del Goku original, de modo que solo las técnicas especiales variarían; un hecho un poco decepcionante. También el asesino del sexto universo Hit se une a la fiesta en esta ocasión y, si hemos reservado la versión “deluxe” del juego, Trunks del futuro en la era Super también estará disponible.

Otras caras bienvenidas este año son los personajes de OVAs de toda la vida, como Turles, Slug, Cooler, Janemba o Gogeta. El añadido se agradece aunque se echa de menos a Bojack, que es quizás el único villano importante de OVA que se queda fuera en Xenoverse 2.

La creación y personalización del héroe

Dragon Ball Xenoverse 2 vuelve a poner a nuestra disposición distintas razas para crear nuestro héroe. Añade una mayor cantidad de ataques, piezas de equipo, y más tipos de cabellos y expresiones faciales. Una mayor cantidad de posibilidades a la hora de hacer único nuestro personaje siempre es positivo aunque deberían haber rematado añadiendo, al menos, una nueva raza. Al fin y al cabo en las recreativas de Dragon Ball Heroes – que por desgracia solo veremos en Japón – existe la raza de los androides y nos hubiera encantado que fuera una opción en Dragon Ball Xenoverse 2.

Jugabilidad

Tras la beta hemos podido ver que la jugabilidad de Dragon Ball Xenoverse 2 no se aleja demasiado de la de su predecesor. Muchos combos de los antiguos personajes persisten, aunque se ven aliñados por vistosos nuevos movimientos especiales. A rasgos generales se ha seguido la dinámica tradicional dentro de los videojuegos de Dragon Ball: alguna mejora aquí y allá, pero manteniendo casi intacta la mecánica de la entrega anterior.

Para aquellos que no jugaron a la primera versión de Xenoverse, el juego se basa en batallas de hasta 3vs3 – aunque la mayoría de las veces sencillamente se juega 1vs1. Cada luchador tiene sus barras de vida, de energía que usa para ejecutar movimientos especiales y otra de resistencia, que usa tanto para defenderse y usar maniobras evasivas como para alargar los combos. Gestionar esta última es quizás la parte más importante para conseguir vencer al oponente, pues si en algún momento tu barra de resistencia queda vacía, tus posibilidades tanto ofensivas como defensivas quedan reducidas.

Transformaciones

Aquí tenéis imágenes de las diferentes transformaciones. Lastima de la de Majin.

Hay cambios destacables que merece la pena mencionar, pero que deberían haber estado ya en el primer Xenoverse. Ahora todas las razas tienen una transformación disponible, no solo los saiyan, lo que las hace más atractivas. Además – gracias a Kami Sama – transformarse ya no ocupa un slot de técnica por cada transformación que escojamos, sino que si tenemos acceso al Super Saiyan de nivel 2,  también tendremos acceso al Super Saiyan normal. La selección de una una una u otra transformación vendrá determinada por la cantidad de Ki acumulado en el momento de ejecutarla, tal como pasaba en la saga Budokai años atrás.

Los Saiyan pueden alcanzar ahora el nivel 3 de Super Saiyan y su transformación aumenta sus características pero ya no les permite ejecutar movimientos especiales por 0 Ki. Probablemente esta sea la decisión más acertada en este juego y el error más absurdo de la primera entrega, ya que permitieron a los Saiyan lanzar todas sus técnicas a coste 0 durante la duración de su transformación. Muchas batallas multijugador acabaron reducidas a festivales de kamehameha y similares debido a esta pobre decisión por parte de los desarrolladores.

Es genial que las otras razas también obtengan ahora transformaciones, aunque no acaban de convencernos. Los Namek obtienen acceso a su forma gigante. Esta está bien por lore y coherencia dentro del universo de Dragon Ball, aunque si iban a crear personajes gigantes, podrían haber añadido algún Oozaru como personaje jugable – ¿quizás como transformación para Vegeta en la era Saiyan? – Las otras transformaciones visualmente atractivas, aunque no acaban de cuadrar.

Los demonios del frío – la raza de Freezer – tiene acceso a su forma “Golden”; la que alcanzó Freezer por primera vez en la última OVA: “La resurrección de F”. Es una transformación satisfactoria visualmente pero habríamos adorado la posibilidad de transformarnos en las diferentes formas que Freezer muestra en la serie. Los humanos no se transforman exactamente, sino que se suben a la nube kinton y sacan el bastón mágico, tal como hacia Goku en su niñez. Aunque es una solución original para otorgar una transformación a los humanos, quizás un potencial desbloqueado y/o un aumento de masa corporal como el de Muten hubieran sido más coherentes.

Por último los Majin tienen la capacidad de “volver a su forma original”. Aunque tiene “cierto” sentido, es la transformación que transpira más vagancia de entre las que ofrece el juego. Sencillamente el personaje se transforma en Kid Buu durante un período de tiempo y aumenta sus características. La idea de convertirte simplemente en otro personaje estéticamente es aburrida.

Finalmente hay un elemento que todavía no ha sido solucionado y deberían haberlo hecho ya. No todos los personajes tienen la habilidad de recargar energía, sino que esta capacidad sigue siendo considerada como una técnica especial y ocupa un slot como el Kamehameha. Esto es algo que deberían haber cambiado ya, pues es el único juego de Dragon Ball en el cual recargar Ki no es una opción básica para todos los luchadores – excepto para los androides dadas sus particularidades.

Historia y multijugador

Estos aspectos del juego no han cambiado prácticamente en absoluto. La historia del juego se sigue desarrollando del mismo modo que en la primera entrega de la saga, seleccionando capítulos y
ganando las batallas que hay en cada uno de estos capítulos. Aunque no es un mal sistema, quizás se esperaría más dado que es una secuela. Eso sí, la historia que se ofrece es diferente, así que, aunque será similar porque sigue los eventos de la serie original, las distorsiones temporales serán distintas a las que vimos en Dragon Ball Xenoverse. Básicamente es como vivir un “What-if” enorme del cual nosotros formamos parte usando nuestro avatar.

HistoriaXenoverse

En esta segunda entrega siguen habiendo brechas del tiempo que debemos arreglar.

A nivel de multijugador estamos contentos de poder decir que se añaden más mapas aparte del Tenkaichi Budokai cuando jugamos en local. La decisión de un solo mapa para las partidas locales que se tomó en la anterior entrega del juego fue patética y estamos contentos de que hayan solucionado este problema que jamás debió haber existido. Por otra parte, una de las noticias que más se han anunciado ha sido la inclusión de nuevas batallas cooperativas con hasta 6 jugadores contra enemigos importantes, como por ejemplo Vegeta Oozaru.

Veredicto

Dragon Ball Xenoverse 2 va a ser superior que su predecesor y sigue la línea que se ha estado siguiendo durante años con los juegos de Dragon Ball en cada una de las sagas: unas pocas mejoras sobre una base ya conocida. Es un juego adecuado para los que sean grandes fans de la serie, pero que no enganchará al resto. Por nuestra parte, nos hubiera gustado poder dar un avance con un mayor número de añadidos, pero imaginamos que eso tendrá que esperar a la tercera entrega de la saga.

Haremos un análisis del juego una vez lo hayamos jugado la semana que viene, podréis leerlo en Ars Gaming. ¡Estad atentos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *